Mientras vendía helados desde la entrada de la Escuela San Martín, de Rivas, Deysi Sánchez López, de 35 años, de edad, aguardaba el momento en que su hija de 10 años, subiera a la tarima para recibir su diploma de excelencia académica.

Su corazón otro año más se llenaba de orgullo al ver a su hija mayor terminar su cuarto grado y ser reconocida por las autoridades académicas como una excelente alumna. Ese momento para Deysi Sánchez, fue de mucha satisfacción, ya que con lo poco que gana en su venta de helados (entre 100 y 200 córdobas diarios) trata de sacar adelante a su hija.

“Yo quiero que se supere mi hija, ella quiere ser profesora. A ella le pago la escuelita, es decir, en la mañana va a clases y por la tarde va donde alguien que le ayuda con las tareas y trabajos que le dejan”, contó a LA PRENSA, Deysi Sánchez.

Sánchez quien llegó hasta sexto grado debido a dificultades económicas, se viralizó en redes sociales, luego de que una vecina le tomara una fotografía cuando ella regresaba del acto escolar junto a su hija.

Captura de la publicación de Allison Lovo Salinas.

La imagen que fue compartida por Allison Lovo Salinas en Facebook, muestra a Sánchez con una gorra y chaqueta gris que ocupa para tratar de protegerse del inclemente sol de Rivas, con una gran sonrisa en su rostro, mientras que su hija sostiene su diploma y posa encima del carrito de helados.

Lovo Salinas dijo a este diario que nunca esperó que su fotografía se compartiera mas de 2,400 veces, ya que ella solo quiso retratar ese momento, porque conoce el sacrificio que ha realizado Sánchez.

“Me llamó la atención mirarla, porque como sé que es un ejemplo de mamá que ha sacado adelante a la niña, y como siempre aquí en la casa le compramos helados, me pareció super lindo. La foto ya tiene casi los 3 mil compartidos, no pensé que llegara a tanto”, dijo Allison Lovo Salinas. 

Deysi Sánchez López, posando junto a su pareja y su hija. Fotografía: Cortesía Allison Lovo Salinas.

Después del gran alcance que ha tenido la emotiva fotografía, Sánchez comentó que hasta el momento no ha recibido ayuda, pero sí le han “llovido” las llamadas telefónicas para felicitarla y prometerle algún apoyo.

“Yo solo quiero que me ayuden a comprarle útiles escolares a mi hija”, indicó Sánchez, quien manifestó que la empresa de helados se puso al contacto con ella, para llevarla a Managua, otorgarle un reconocimiento y mostrarle cómo se elaboran los helados que ella vende desde hace cinco años.

Deysi Sánchez López, habita en Rivas, exactamente en el barrio 19 de julio, frente al campo deportivo, junto a su pareja y sus dos hijos. Si quiere ayudarle puede comunicarse con ella al celular 7650-3767.

La familia de Deysi Sánchez López. Fotografía: Cortesía Allison Lovo Salinas.