Aumenta la presión popular para que el presidente nicaragüense deje el Gobierno. Manifestaciones multitudinarias en Nicaragua retan el poder del exguerrillero sandinista