Un grupo de presos políticos recién excarcelados viaja a la cumbre de la OEA de la mano de Bianca Jagger para solicitar el apoyo de la comunidad internacional