Ecuador notificó el término de los convenios en el área de salud que mantenía con Cuba para la contratación de médicos, debido a que los especialistas eran funcionarios del gobierno cubano e ingresaban al país andino con pasaporte oficial, dijo el miércoles la ministra del interior, María Paula Romo.

El convenio fue firmado en el 2013 durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, entre los Ministerios de Salud de ambos países, lo que implicó que cientos de médicos cubanos laboren en hospitales públicos del país andino en áreas donde no contaba con especialistas.

Romo explicó a periodistas que en el marco de una verificación sobre una supuesta participación internacional en las violentas protestas de octubre contra medidas de austeridad, el Gobierno revisó pasaportes oficiales e identificó que los médicos cubanos trabajaban en el país andino con esos documentos otorgados por su gobierno.

Según Romo, unas 250 personas con pasaportes oficiales de Cuba ingresaron a Ecuador en los meses previos a las protestas de octubre, un movimiento que “sale de lo normal, eso nos llama la atención”, por lo que el gobierno ha pedido información detallada a la embajada cubana.

El Ministerio de Salud ecuatoriano en un comunicado anunció que unos 350 médicos cubanos serían reemplazados por profesionales ecuatorianos y comenzó con un proceso de selección en especialidades de fisiatría, oftalmología e imagenología, entre otras.

Tras el término del convenio los médicos cubanos podrían permanecer en Ecuador dependiendo de su situación migratoria, pero si tienen pasaporte oficial tras cumplir con su misión específica tendrán que regresar a su país, explicó la ministra.