Tras una gris temporada en el Barcelona, Philippe Coutinho parece recobrar sus colores justo antes de la semifinal de la Liga de Campeones el miércoles contra el Liverpool, en una ocasión para el brasileño de demostrar que no tiene que lamentar haber abandonado a los Reds el pasado año.

Sin embargo, todavía el pasado invierno, el centrocampista ofensivo no pasaba por su mejor momento, hasta el punto de que la prensa española ya quería devolverlo a Inglaterra, viendo en él un costoso error de 160 millones de euros (variables incluidas).

Su gol por la escuadra contra el Manchester United en la vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones (3-0), le devolvió el crédito, aunque su celebración en el Camp Nou suscitó cierta polémica: Coutinho se quedó quieto sobre el césped, cerrando los ojos y tapándose los oídos como indicando a los aficionados que no oía sus silbidos.

«Era para que la gente viera que muchas veces tengo que taparme los oídos para mantener el foco en el partido», explicó días más tarde el brasileño en un vídeo promocional.

– ‘Accidente de 160 millones’ –

El Barça tuvo que defenderlo porque los abucheos amenazaban de nuevo: no por su rendimiento, de nuevo sólido, sino por no entender esta reacción. «Es una nimiedad», desdramatizó el entrenador Ernesto Valverde.

También su socio de ataque Luis Suárez, antiguo jugador del Liverpool, defendió al brasileño.

«Philippe es un amigo, es joven e intento darle consejos», dijo el uruguayo en una entrevista con el diario británico The Guardian.

«Los jugadores barcelonistas deben vivir con críticas constantes: hay que tener fuerza mental para superar los malos momentos».

¿Lo ha logrado Coutinho? En todo caso, está mucho mejor que en enero, cuando un partido horrible (¡17 balones perdidos!) en Copa del Rey contra el Levante resumió su mal momento. El rotativo madrileño As lo calificó entonces de «accidente de 160 millones».

Pero, Valverde siempre ha mantenido su confianza en él y Coutinho acaba de ser titular en todos los partidos claves del mes de abril, adelantando al francés Ousmane Dembélé: contra el Atlético de Madrid (2-0) en la Liga española, en los dos partidos contra el Manchester United (1-0, 3-0) y en el duelo por el título de Liga el sábado contra el Levante (1-0), donde brilló y mandó una saque de falta al larguero.

– Arriesgada decisión –

El gol contra el United «ha sido importante para él, por todo que lo que suponía esta temporada y las críticas que ha recibido», dijo Sergio Busquets.

«Ya hemos visto el partidazo que ha hecho y lo importante que puede ser para nosotros, porque es un jugador de nivel mundial», añadió.

Ensalzado en el Liverpool (2013-2018), Coutinho tomó una arriesgada decisión yendo al Barcelona, donde este jugador tímido no es todavía la estrella mundial que suponía su costoso traspaso.

Pero, este pequeño centrocampista (1,71 m) puede cambiar de dimensión en las próximas semanas si brilla frente a los Reds y contribuye a un triplete Liga-Copa-‘Champions’ con los azulgranas, ya campeones de la liga española desde el sábado.

«Tengo muchas ganas de disputar mi primera semifinal de ‘Champions’ y de hacerlo bien», advirtió Coutinho, añadiendo que «además, volver a Anfield será muy especial porque fui muy feliz en Liverpool».

Brillar el miércoles le permitiría ponerse en la línea de los grandes delanteros brasileños del Barcelona: Romario, Rivaldo, Ronaldinho y su amigo Neymar, al que debe hacer olvidar en Cataluña y con el que aspirará a la Copa América en los próximos meses.

 

La entrada Coutinho recobra los colores antes de enfrentarse a los Reds se publicó primero en Diario El Mundo.