Durante el primer trimestre del año, el Cuerpo de Bomberos de Panamá ha tenido que sofocar 5,165 incendios forestales en todo el país. La cifra supera a los incendios del año pasado que estuvieron por alrededor de los 3,000 durante todo el año, indicó Jorge Carreño, jefe de Incendios Forestales de la entidad.

Carreño manifestó su preocupación por la gran cantidad de incendios forestales y, a su juicio, se incrementarán más como consecuencia del fenómeno de El Niño. “En la medida que se mantenga la sequía más allá de la estación seca, siempre habrá la posibilidad de que ocurra un incendio forestal”, dijo.

También mostró su preocupación porque este año, los incendios forestales han afectados varias áreas protegidas. Además de la Reserva de Punta Patiño, en la provincia de Darién, que administra la Asociación para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), la Reserva de la Yeguada, en la provincia de Veraguas, y en el Parque Camino de Cruces y Parque Soberanía en la provincia de Panamá.

Carreño explicó que los incendios forestales son provocados fundamentalmente por la mano del hombre por diversos factores: la expansión agrícola y ganadera, las invasiones de tierra por precaristas y la quema de basura en herbazales.

El Cuerpo de Bomberos de Panamá colgó, esta tarde, en su cuenta de twitter que 2,000 metros de herbazales fueron afectados por un incendio en Las Trancas de Guararé, provincia de Los Santos.